El poder de las alfombras en la decoración

Las alfombras siempre han sido un elemento decorativo muy efectivo para crear calidez y confort en los espacios y en muchos casos, de forma atemporal. Las alfombras vinílicas de FANCYHAUS son totalmente atemporales ya que gracias a su diseño y material, nos sirven tanto en invierno como en verano puesto que no generan ni frío ni calor. 

Una buena alfombra también nos sirve para delimitar un ambiente, como por ejemplo separar el salón del comedor, o bien, para estructurar todos los elementos de un mismo espacio. 

También son elementos que denotan mucha personalidad ya que el tono de color que tenga la alfombra determinará (en gran parte) el contraste con el resto de elementos. Una apuesta segura es utilizar colores neutros para todo el conjunto de la estancia y darle el toque de color y contraste con la alfombra. 

La elección de nuestra alfombra ideal dependerá siempre del conjunto de elementos decorativos que ya tengamos en el ambiente,  y por supuesto de la estancia en la que se vaya a colocar. En las alfombras vinílicas de FANCYHAUS se puede encontrar una gran variedad de colores, formas y estilos, que son fácilmente adaptables a múltiples estilos de decoración

Descubre todos nuestros modelos de alfombras vinílicas AQUÍ







Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados